Endometriosis de vejiga: síntomas, diagnóstico y tratamientos

La endometriosis es uno de los problemas de salud comunes de muchas mujeres. Se estima que alrededor de 70 millones de mujeres en todo el mundo padecen esta afección. La endometriosis generalmente ocurre cuando el revestimiento del útero o el endometrio se encuentra en otros órganos del cuerpo que no sean el útero. Estos tejidos endometriales en otros órganos crecen y sangran casi de la misma manera que el endometrio en el útero, en respuesta a los cambios hormonales que ocurren durante los ciclos menstruales. A medida que los tejidos endometriales sangran, la sangre queda atrapada en el cuerpo ya que no puede fluir causando inflamación. La inflamación produce cicatrices y quistes y esto puede causar infertilidad y malestar abdominal.

La endometriosis causa que el tejido endometrial se aloje en varios órganos del cuerpo que no sean el útero. Uno de los órganos para que ocurra tejido endometrial mal colocado es la vejiga. Esto se conoce como endometriosis de la vejiga. La endometriosis vesical a menudo se asocia con dolor en el tracto urinario, especialmente al orinar y puede causar infección y cistitis intersticial, también conocida como inflamación crónica de la vejiga.

Los síntomas comunes de la endometriosis vesical incluyen dolor intenso al comienzo de la micción, dolor agudo característico al final de la micción, dolor intermitente en la vejiga incluso cuando no se orina, sensación de presión en la vejiga y sensibilidad en la región púbica . En la mayoría de los casos, los síntomas de la endometriosis vesical a menudo se confunden con los de la infección del tracto urinario porque son muy similares. Como resultado de esto, aquellos que sufren de esta condición siempre lo dejan sin tratamiento en la etapa inicial, dejando que presente síntomas más severos. Una característica de esto es la presencia de pus o sangre en la orina.

Si la endometriosis vesical no se trata, puede provocar el bloqueo del sistema urinario, por lo que resulta difícil controlar la vejiga y pasar la orina libremente. Esto puede causar inflamación de la vejiga. Si padece alguno de estos síntomas, debe consultar a su médico para obtener los controles y tratamientos adecuados. Para estar realmente seguro de la naturaleza de su condición, el médico puede tomar muestras de su orina para verificar la presencia de bacterias y recetar antibióticos. Normalmente, la prueba será negativa para la presencia de bacterias si su condición se debe a endometriosis de la vejiga.

Para diagnosticar correctamente esta condición, debe realizar una cistoscopia para la endometriosis. Este es un procedimiento en el que su médico insertará un cistoscopio en su uretra. Este procedimiento le permitirá al médico ver su vejiga y tomar muestras de las células de su vejiga para realizar pruebas.

Una vez que ha sido diagnosticado, el siguiente paso es buscar el tratamiento adecuado. Uno de los tratamientos más comunes es la cirugía laparoscópica, y esto es aplicable a casos intensivos como los intestinos o la vejiga. Es una operación confiablemente menor para extraer el implante endometrial y generalmente se realiza bajo anestesia.

En general, si padece endometriosis de la vejiga, debe consultar a un médico para recibir un diagnóstico adecuado y recibir los tratamientos adecuados.

Reply